Octopus Facebook

Las app no dejan de ser puntos de acceso a nuestros terminales, igual que cuando un ciberdelincuente te instala un troyano o cualquier cosa para tener acceso a tu equipo o a tu wifi o a tus servidores. Mientras los Hacker detectan esas vulnerabilidades y nos avisan a los usuario de por dónde y cómo acceden a nuestros servidores, dispositivos o información en general, existen compañías como Facebook que a través de sus apps de una manera no muy clara o ética acceden y hacen uso de la información almacenada en nuestros dispositivos.

Ayer mientras esperaba a que comenzase el evento que organizó la empresa Sophos Iberia en el cine Capitol de Madrid para presentar su nuevo Firewall, me topé con el blog de Pablo F. Iglesias y su post “Los tentáculos de Facebook…” y me quedé perplejo con lo que estaba leyendo, tal es así que lo compartí en Twitter.

Seguidamente di con el siguiente tuit.

Hoy  navegando por twitter, veo que la noticia sobre las fotos de los niños en facebook lo están retuiteando algunas personas a las que sigo, llamándome poderosamente la atención que casi todos lo dan como una excelente noticia cosa que me ha hecho reflexionar un poco más detenidamente sobre el asunto.

Por una lado tenemos a un robot o algoritmo que sabe quienes son nuestros hijos.

  • ¿Cómo reconoce Facebook a nuestros hijos?

Para que un robot los reconozca lo primero que hay que hacer es decirle a ése robot quienes son nuestros hijos. ¿Tú lo has hecho? ¿Has subido fotos de tus hijos a Facebook? ¿Y a Instagram? ¿Y por Whatsapp? Os recuerdo que las 3 pertenecen a Facebook y ninguno ha leído las condiciones de uso ¿o sí?

Por si ésto fuera poco Pablo F. Iglesias nos cuenta que Facebook, puede “utilizar” las fotos que hay en tu dispositivo para utilizar su programa de reconocimiento facial PhotoMagic ¿Con nuestro consentimiento? Habrá que repasar de nuevo las condiciones de uso de las apps, esas que todos nos hemos leído.

Por otro lado tenemos a un robot que nos avisa y “previene” de estar publicando fotos de nuestros hijos de manera pública.

  • ¿Por qué me avisa?, ¿es que no es bueno?, ¿qué peligro hay por publicar las fotos de mis hijos?

A mi personalmente me llama la atención que ahora “pueda” dar un servicio de alertas sobre tus publicaciones y sin embargo todo éste tiempo atrás no haya dado recomendaciones o puesto en conocimiento de los riesgos que ello implica, pero claro, si lo hubiera dicho antes, ahora no tendría la BBDD que tienen de todos sus usuarios. 

A modo anecdótico os diré que se suben a diario más de 350 millones de fotos, así que hagan las cuentas del banco de imágenes que tiene facebook en sus servidores.

Ésto que en principio puede parecer alarmante, que lo es, nos tiene que llevarnos a interesarnos por la privacidad de nuestros contenidos en la red, porque no es sólo Facebook el que hace éste tipo de cosas. Déjenme que les cite algunas que tal vez desconozcan.

  • Google: Dueño del sistema operativo Android, presente en el 87% de los dispositivos a nivel mundial, tiene acceso a todo el dispositivo.
  • Picasa: Pertenece a Google, usado por muchos para liberar de espacio el dispositivo y tener acceso a todas las fotos. 
  • Instagram: Pertenece a Facebook y sus condiciones de privacidad van a la par. 
  • Siri: Pertenece a Apple, entre sus condiciones de uso menciona el almacenamiento de todo lo que se le diga a Siri para mejorar el reconocimiento de voz.
  • “Ok Google”: incorporado en el buscador de google, también almacena todo lo que se le diga para mejorar el reconocimiento de voz. 

La lista es tan larga que sería casi inagotable, pero el problema es que todo este tiempo de atrás nos hemos acostumbrado a hacer click de manera automática a las condiciones de uso y privacidad, entre otras cosas porque si no, no entramos y disfrutamos de la app o red social en cuestión y como lo único que nos interesa es estar donde están los demás, pues allá que vamos de cabeza la gran mayoría pase lo que pase.

La privacidad yo muchas veces la comparo con la seguridad de una casa.  A nuestra casa le ponemos una puerta para que la gente no entre y si es blindada mejor porque estamos más seguros y si le añadimos una alarma mejor porque estamos más seguros aún, pero si le añadimos cámaras de vídeo mejor todavía y si ponemos un vigilante en la puerta pues mejor que mejor. 

En el mundo digital están los ciberdelincuentes y los delincuentes comunes que también se sirven de los contenidos que nosotros publicamos para hacer de las suyas, por lo tanto, intentemos controlar qué compartimos en las redes para poner las cosas un poquito más difíciles a los malos.